IDHDES

INSTITUTO DE DERECHOS
HUMANOS Y DESARROLLO USMP

#LunesDeIgualdad

POR UNA EDUCACIÓN EFICIENTE E IGUALITARIA


Hace unas semanas el Ministerio de Educación – MIENDU, dio a conocer los resultados de la Evaluación Censal de Estudiantes (ECE) 2015. Haciendo especial mención al alumnado de segundo grado de primaria por su desempeño óptimo en relación del ECE-2014, en los cursos de comprensión lectura y matemática.

Aunque no todos los resultados arrojados por el ECE han sido menester de reconocimiento, la brecha existente entre las escuelas rurales y urbanas se ha incrementado en comparación del 2014. Esto se debe, a la falta de inversión en infraestructura, material pedagógico, capacitación y actualización a los docentes de las zonas rurales.


A inicios de la gestión del presente gobierno, hubo un discurso a favor de educación rural e intercultural, haciendo mención la construcción de 550 escuelas dignas que permitirían el acceso a una educación de calidad a más de 7 mil alumnos; pero por falta de gestión, emprendimiento y planificación el dinero destinado a estas escuelas fue devuelto al erario nacional. Otra vez más, una promesa sin cumplir.



Son muchos los factores que contribuyen el crecimiento de la brecha entre las escuelas rurales y urbanas, tales como los socioeconómicos, la pobreza, desnutrición, remuneración de los profesores o la existencia de los unidocentes, que consiste en educar alumnos de distintos grados académicos en una misma aula. Asimismo la falta de enseñanza bilingüe en la Selva, que restringe el proceso de aprendizaje a los niños y niñas de la zona, debido a su poco conocimiento del castellano.



En este contexto, es evidente que el reto del próximo gobierno es la erradicación de estos factores para la implementación de un plan articulado de calidad educativa descentralizada, que permita mejorar la inversión e intervención escolar.













Counter