Formar profesionales en Arquitectura íntegros y competentes; capaces de enfrentar los desafíos presentes y futuros de la disciplina, de responder creativamente a las necesidades y exigencias del hábitat, con una actitud de responsabilidad con la sociedad y en armonía con el medio ambiente, vinculando la enseñanza con la investigación.