Teatrín

Ubicación: San Clemente, Pisco

Promotor y constructor: Misioneras Dominicas del Rosario

Año de culminación de la construcción: 2010

Área construida: 350.00 m2

Arquitectos: Yann Barnet, Faouzi Jabrane


Resumen: Las Misioneras Dominicas del Rosario vienen brindando un gran apoyo a los pobladores de San Clemente (Provincia de Pisco), en su gran mayoría gente campesina, obrera; otros dedicados al comercio. A raíz del terremoto del 15 de agosto del 2007 que tuvo como epicentro la Región Ica, la congregación de las hermanas, en una actitud que muestra su espíritu humanitario, intensificaron su acción social: junto con el pueblo de San Clemente, participaron intensamente en el proceso de reconstrucción interviniendo en la edificación de estructuras livianas para centros de producción y módulos básicos de vivienda para pobladores en extrema pobreza.
Para sus actividades sociales y pastorales, la congregación cuenta con un edificio de usos múltiples de próximamente 350m2 que denominan “Teatrín”; cuyas cobertura y paredes presentaban desgastes notorios, daños fruto del terremoto así como deficiencias estructurales y constructivas. Para realizar su remodelación, las hermanas dominicas solicitaron el apoyo y soporte técnico a nuestro Instituto de Vivienda, Urbanismo y Construcción (IVUC).
Dentro su capacidad de financiación limitada, las exigencias era diseñar un espacio que se adecue al programa y a las necesidades de confort con una iluminación y ventilación natural, y a la vez concebir una estructura liviana y flexible que se adapte a la geometría irregular del edificio existente que presenta un estrangulamiento.
Se optó por utilizar el bambú (Guadua Angustifolia) para edificar la nueva estructura del techo. Este material, también conocido como el acero vegetal, es idóneo para edificaciones livianas sismo-resistente de bajo costo. Además de ser un material eco-amigable, su textura y color natural ofrecen elegancia y calidez al ambiente.
La solución arquitectónica se basó en el reforzamiento de la estructura de albañilería existente a través la implementación de una viga collar de concreto armado sobre la cual se anclaron los semis-pórticos de bambú prefabricados en el suelo. Encima, se colocaron las correas de acero que fueron extraídas del techo preexistente, después de ser resanadas y recicladas.
Mediante un lucernario (tragaluz) a lo largo de la nave, se logra absorber el estrangulamiento de las paredes y se permite la unión del techo en dos aguas, ofreciendo un escape de ventilación e iluminación cenital. La luz esta filtrada por un entramado de cañas bravas (bajo la calamina transparente) y un trenzado de tiras de bambú (en los costados).
La esencia del proyecto se encuentra en la combinación de numerosos materiales, aprovechando de las cualidades propias de cada uno, con el objetivo de crear un espacio confortable y acogedor con la menor cantidad de recursos. Además este juego entre los materiales permite crear un lenguaje arquitectónico inédito y enseñar que el bambú no solo está destinado a una imagen de carácter rústico sino que también se puede combinar con elementos constructivos industriales.




Copyright © 2018 Área de Diseño Gráfico y Multimedia - FIA, USMP.
Todos los derechos reservados