MÁS DE LA MITAD DE LA POBLACIÓN MUNDIAL TODAVÍA NO TIENE NINGÚN ACCESO A PROTECCIÓN SOCIAL


Unos 4100 millones de personas carecen de cualquier tipo de protección social, según un nuevo informe publicado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT). La abultada cifra todavía es más llamativa si se tiene en cuenta que la pandemia del coronavirus ha provocado una expansión sin precedentes de la ampliación de la cobertura social.

El análisis prueba que la respuesta a la COVID-19 “fue desigual e insuficiente”, que no hizo más que aumentar la distancia entre los países de altos y bajos ingresos, y que no logró ofrecer la protección social indispensable todos los seres humanos merecen.

Las medidas que la agencia de la ONU considera como protección social incluyen el acceso a la atención médica y a la percepción de ingresos en caso de desempleo, enfermedad, invalidez, accidente laboral, maternidad o pérdida del principal generador de ingresos de la familia, así como para las familias con hijos.


Fuente: https://news.un.org/es/story/2021/09/1496192