Novedades

Dr. Luis Chug, médico egresado de la USMP, dirigió Seminario sobre su experiencia frente al coronavirus en Estados Unidos


En estos tiempos difíciles donde el nuevo Coronavirus se ha llevado la vida de miles de peruanos, los médicos y personal de salud formados en la Universidad de San Martín de Porres han contribuido de forma eficiente y con un gran compromiso en esta lucha para contrarrestar el avance de esta enfermedad, no solo en el Perú, sino en diversas partes del mundo. Es el caso del Dr. Luis Chug, médico de Neumología y Cuidados Intensivos en el Hospital Memorial Hermann en Houston, Texas.


Egresado de la Facultad de Medicina Humana de la USMP en el 2003 hizo una Residencia de Medicina Interna en el Roosevelt Hospital Center y también en la Universidad de Columbia en New York. En el 2013 realizó la especialidad en Inmunología y Cuidados Intensivos en la Universidad de Kansas, especialización que le ha permitido ampliar sus conocimientos respecto a cuidados de pacientes críticos y que hoy le sirve para combatir el Covid–19.


Por tal motivo, la Facultad de Medicina Humana de la USMP invitó al Dr. Luis Chug a desarrollar el Seminario Virtual: Diagnóstico y Manejo de la Insuficiencia Respiratoria en Covid-19, el lunes 29 de junio.


En sus palabras de bienvenida el especialista agradeció a las autoridades de la USMP por brindarle la oportunidad de contar su experiencia sobre el coronavirus, desde el ámbito médico.


“Además quiero extender mi saludo y agradecimiento al personal de salud de todo el país por su profesionalismo y su sacrificio en estos tiempos tan difíciles. Espero poder apoyar con mi experiencia sobre esta pandemia desde Estados Unidos”, indicó el egresado de la USMP.


Respecto al diagnóstico de pacientes con Covid–19, sostuvo que muchas de sus recomendaciones están basadas en las Guías de la Campaña de SEPSIS para Covid–19 que ha desarrollado la Sociedad Americana de Cuidados Intensivos y la Sociedad Europea de Cuidados Intensivos.


Esta guía proporciona recomendaciones para apoyar el trabajo de los clínicos del hospital que manejan pacientes adultos en estado crítico con Covid-19 en la unidad de cuidados intensivos (UCI). Los profesionales a los que va dirigida esta guía son médicos de primera línea, profesionales de la salud de apoyo y responsables políticos involucrados en la atención de pacientes con Covid-19.


“Por ejemplo, una prueba con resultado negativo no descarta completamente el hecho de que el paciente no tenga la fase activa de la enfermedad y se debe a bastantes factores. Entre ellos están la carga viral, cómo se toma la prueba y la calidad del estudio”.


Respecto a su experiencia con pacientes, contó que muchos de ellos pueden llegar con hipoxemia al hospital, en los cuales la saturación del oxígeno es baja, pero los pacientes pueden hablar sin mucha falta de aire y no tiene esfuerzo respiratorio. Sin embargo, pueden presentar repentinamente hipoxia, que es la falta de oxígeno al tejido, con saturaciones incrementadas, y es deber del médico reconocer estos síntomas porque estos pacientes se pueden deteriorar rápidamente.


“La recomendación es que, si el paciente empieza a tener hipoxemia, pero signos de uso de músculos accesorios, respiración abdominal paradójica, diaforesis, cambios de estado mental, depresión de la fosa traqueal, nos quieren decir que el paciente se está deteriorando y que pueden ingresar a UCI o ventilación mecánica”, indicó el especialista.


Respecto al uso de oxígeno, el especialista recomendó que se debe tratar de usar una saturación de entre 93% a 96%, no tratando de superar esta marca porque pueden causar hiperoxia, daño por concentraciones de oxígeno muy alta.


“Lo que se está usando en Estados Unidos es la cánula de alto flujo, que te da una fracción inspirada de oxígeno del 100%. Esto, en ciertos pacientes, puede ayudar a disminuir la mortalidad y disminuir la entubación”.


Asimismo, recordó que la Posición Prona también se está usando en Estado Unidos, con lo cual también se disminuye la mortalidad. Esta posición es una estrategia segura en los pacientes con compromiso severo de la oxigenación, debe ser instaurada tempranamente, durante periodos prolongados y asociada a una estrategia de ventilación protectora.


“Básicamente cuando un paciente tiene un cuadro de Síndrome Respiratorio Agudo, los pulmones están mayormente con gravedad en la parte posterior y, cuando se pone en esta posición al paciente, se ve la recuperación de los alveolos y con esto mejoran la parte posterior de los pulmones y eso ayuda a oxigenar. Generalmente hacemos esto por 16 horas y tenemos nuestro criterio de a quienes se puede beneficiar”, sustentó el médico.


Agregó además que actualmente se está aplicando la posición del Prona en pacientes despiertos, y se ha visto una mejora en la oxigenación. Algunos estudios demuestran que los pacientes que han realizado esta posición despiertos disminuyen la tasa de entubación.


Respecto al uso de medicamento como la ivermectina y la hidroxicloroquina en pacientes con Covid-19, sostuvo que no hay un estudio que garantice que los médicos pueden utilizar estos medicamentos en este momento.


“La hidroxicloroquina se empezó a usar al comienzo de la pandemia, pero todavía faltan estudios randomizados (consiste en asignar aleatoriamente a los participantes en un ensayo a dos o más grupos de tratamiento o de control. La aleatorización es una de las formas de evitar los sesgos de selección; su propósito es posibilitar las comparaciones en los grupos de asignación de los tratamientos). Los estudios actuales de la hidroxicloroquina están yendo a conclusiones negativas, en la cual no se ha visto beneficio en los pacientes con insuficiencia respiratoria a causa del Covid-19. Varios sistemas de Estados Unidos han retirado este medicamento del tratamiento”, advirtió el especialista.


Por último, respecto a la inmunidad luego de que un paciente contrae Covid-19, sostuvo que las investigaciones aún están en inicio: “Con la inmunoglobulina M el anticuerpo empieza a desarrollarse a partir del día cero de los síntomas y tiene un pico de 7 y 14 días y de ahí va a disminuir. Respecto a la Inmunoglobulina G, ésta ha tomado mucha importancia porque podría ser la que nos guíe sobre una inmunidad más permanente, se le encuentra desde el séptimo día y su pico es la tercera o cuarta semana”.


Concluyendo el seminario, el Dr. Luis Chug hizo un llamado a la razón de los médicos, trabajadores de la salud en tratar de dar, en lo posible, un manejo y tratamiento del Covid-19, basado en evidencia científica y recalco su felicitación al personal médico al estar en la primera línea de batalla frente a esta enfermedad.


Santa Anita, 08 de julio de 2020
Oficina de Relaciones Públicas
e Imagen Institucional
rrpp@usmp.pe





Volver

 

 



Horarios para Adultos que trabajan (PAT)


Ofrecemos horarios flexibles especialmente adecuados para personas que trabajan ...



Guía Berlitz

Datos de acceso al curso de inglés


Maestría E-Business


Desarrollamos un programa envolviendo los pensamientos organizacionales ...



PROGRAMA

Asesoría de Tesis
en Línea





IDIOMA

Ingles
Virtual



IDIOMA

Portugués
Virtual